Yo no creo en los horóscopos

Es clásico que cuando uno no tiene nada que hacer y estás aburrido en internet y de errar de fotolog en fotolog, la busqueda de cosas inverosímiles en google es inminente. Un día será ese compañero de colegio que siempre te cayó mal, otro día será información sobre alguna especie nueva descubierta... nadie se pierde en los mismos lugares, así que podría enumerar infinitamente la lista de cosas inútiles que se pueden encontrar en internet; pero, apuesto a que al menos una vez en la vida haz buscado información esotericoide en internet. Rapidamente aparecen ventanitas, anuncios de colores llamativos ofreciendo horóscopos y oráculos a un click de distancia. Bueno, hoy estuve sin nada que hacer y aburrido en internet, así que me puse a buscar cosas inútiles en google y terminé en un sitio con muchos horóscopos. Ocioso como estaba, me busqué en todos los disponibles y aquí fue cuando vino la mayor sorpresa... todos son súper acertados en las definiciones de mí.

Horóscopo Zodiacal: Sagitario
Horózcopo Celta: Fresno
Horóscopo Chino: Conejo
Horóscopo Druida: Sauco
Horóscopo Egipcio: Hator
Horóscopo Azteca: Flor
Signo Alquímico: Plata
Horóscopo Árabe: Arco
Horóscopo Gitano: Machete
Horóscopo Hindú: Dhanus-Brishaspati
Horóscopo Maya: Pavo Real
Horóscopo Indígena: Alce

Después de leer todos mis signos, puedo concluir que, según los astros soy un chiquillo parado en la hilacha, rockstar, súper atractivo, ideal para ser abogado, creativo, ocurrente, polémico, orgulloso, adulado, que ante mí es dificil creerse la muerte porque yo me creo la muerte, que soy bastante sano, que soy dificil de olvidar y uhmmm mil cosas así súper winner y que eso mismo me impediría ser humilde y piola. Por un lado, encuentro interesantísimo que todos los horóscopos coincidieran tanto entre sí y, sí, conmigo. En realidad, no leí nada que no supiera o hubiese escuchado ya antes... y es precisamente eso lo que me da un poco de lata, porque si es cierto lo que dicen todos esos horóscopos (de diferentes culturas y tiempos y la mayoría sin influencias entre sí), quiere decir que estoy condenado a ser medio pesaí'to siempre y eso, estoy seguro que en algún momento hará que dañe a alguna persona... y yo soy un buen cabro, ¡no quiero cagarle la onda a nadie po! De todos modos y, esto lo tomo como consuelo, si ocurre eso y no por decisión directa mía, bien sé que se debe a la fecha en que nací y no fue mi culpa y que no soy un cabro malo. Jajaja... que escapista. No, porque también se asumir mis errores y pedir disculpas cuando tengo que hacerlo... ¡y eso también sale en los horóscopos!
Ya, mejor la corto con el yoísmo y te dejo en paz, estimado lector para que sigas errando en internet. Ah, y te ahorro la búsqueda, clicka acá para ir a los horóscopos.

Ahora que terminé este artículo, debo desmentir al título... yo sí creo en los horóscopos*.

* en realidad, siempre he creído (no es que me desespere por leerlos todos los días, eh). Y el juego título/cierre es sólo una delicia retórica. Pa' los regalones.

0 comentario(s):