Pero que enanos



Hace unos días, en mi habitual visita al blog de Steffan vi un video de unos enanos que tiraban platos a un auto que daba vueltas en círculos. Quedé simplemente boquiabierto y comencé mi búsqueda por internet, quería ver esa película, documental, videoclip o lo que fuese completo.
Finalmente, me enteré bien. La película se llamaba Auch Zwerge haben klein angefangen, que en inglés significa Even Dwarfs Starts Small que, en castellano puede traducirce como Incluso los Enanos Comenzaron Pequeños. Es de Werner Herzog... Herzog, Herzog ¿de dónde me sonaba? Hace tiempo mi mamá me había hablado de Herzog, de que si tenía la oportunidad de ver alguna peli de el, que la viera, que son muy extrañas y que me gustarían... y tenía razón. Hace ya algunas horas la terminé de ver, muy bien acompañado por mi amiguísima Ariela que quedó conmocionada con el hecho de que maltrataran (y mataran) a los animales de verdad. La película, de 1970, a mi parecer es en el fondo, una sucesión de alegorías de sociedad postguerra (Herzog es alemán y para nadie es misterio que, tras perder la segunda guerra mundial, Alemania quedó con una moral cercana a los cero grados Kelvin). La trama es simple: en un centro de acogida de enanos huérfanos se arma una rebelión, los enanos cansados de la monotonía de estar ahí encierran al instructor que los cuida y se toman el edificio y hacen, prácticamente samba canuta. Entre medio hay imágenes bastante fuertes, no me refiero a sexo explícito ni a violencia desmedida, sino a las situaciones que se generan, como cuando la rebeliń empieza a carecer de sentido y finalidad, los animales mueren, la comida se desperdicia y los dominados demuestran que no deberían haber dejado su posición, pues no son capaces de organizarse. También en el momento en que Hombre, sólo da órdenes y se niega a acercarse a un barranco por miedo a caer, se sublee un mensaje mucho más fuerte aun, de la autoridad intrínsecamente débil y cobarde pero que es obedecida sólo por el hecho de plantearse como tal. Hay una frase que se menciona en un momento y que demuestra la crudeza del mensaje: quememos las plantas, porque ahora están floreciendo. Estoy sólo tirando botones, verla es mejor. Mención aparte merece el formato mismo, las grabaciones con cámara temblorosa incluído, los veloces paneos irregulares. Casi olvido mencionar la escena que deja en claro el compromiso enloquecedor de las autoridades con su rol, cuando el instructor desafía a que un árbol baje su "brazo" porque el se lo ordena. Merecer ser vista la película... y para que la veas más temprano que tarde, dejo los siguientes links a continuación:

LA PELíCULA (torrent)
LOS SUBTíTULOS

1 comentario(s):

Sr. Larrain I. dijo...

no me gusto la peli esa :s

en fin

suerte wn pa mañana!